Telediarios anti PP

El último camelo de la prensa progresista (valga la redundancia) es presentar a PP y PSOE como dos partidos que se rechazan por igual. Falso. El PP ofrece, y el PSOE es el único partido que rechaza. Rajoy ha intentado un pacto constitucionalista con PSOE y C´s, pero Sánchez ha dicho reiteradas veces no, incluso antes de empezar a hablar, por lo que Rajoy se ha visto obligado a dejar a otro candidato, a pesar de ser ganador. Ahora, hasta C´s pregona la milonga de que Rajoy se ha autoexcluido. Para justificar el rechazo de todos al partido ganador se usa un argumento cínico: “nadie quiere pactar con el PP porque es un partido corrupto” (lo son los casos que están saliendo, desde luego). Pero todos los partidos políticos, todos, -menos C´s, que ha nacido ayer-, se han financiado ilegalmente o presentan casos de corrupción. El populista por ejemplo, acumula un nepotismo exponencial, y ha sido financiado por gobiernos enemigos. Los casos de corrupción socialista son iguales o peores que los de PP, pero o se les da menos importancia o directamente no se tratan. Hay una lista de corrupciones socialistas sólo del último mes, demoledora. Además, para C´s no ha sido un problema pactar con el PSOE andaluz, el partido más corrupto de la democracia. La verdadera razón del rechazo al PP estriba en que en España se ve como normal tratar como un apestado a “la derecha”, la principal fuerza democrática. Sobre todo desde que el revanchismo de Zapatero reavivó ese odio. ¿y por qué ha calado este estigma sobre el PP en amplias capas de la población? Pues porque todas las televisiones importantes, incluidas las públicas, están en manos de una izquierda guerracivilista, predemocrática, que presenta así las cosas. Y la gran masa forma su opinión política en los telediarios. El sueño del comunista Gramsci de conseguir la hegemonía se ha hecho realidad en España a través de la ocupación de la enseñanza y la tv. La prensa escrita en cambio ha ido cambiando (salvo un caso, donde al menos siguen Vargas Llosa, Savater y Ovejero). En los últimos años los periódicos liberales, donde hoy escriben los intelectuales de más solvencia, han ido ganando adeptos entre un púbico profesional y urbano. Pero esos son muy pocos en comparación a los que ven la tv.

Enlace al artículo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies