La Historia, como fue. Por Alfonso Ussía

Después de destronar a José Bonaparte como Rey de España, el General Franco se puso en contacto telefónico con Napoleón. El emperador corso estaba muy molesto con Franco. Había terminado con el reinado de su hermano, y ordenado que en todas las dependencias militares francesas se borraran los mensajes “Toute pour la Patrie” sustituyéndolos por “Todo por la Patria”, en español. A partir de ahí, los cuarteles del Ejército y de la Guardia Civil, con mayor incidencia los segundos, lucen esa inscripción en sus puertas principales. La guerra de la Independencia había terminado, y España expulsado de su territorio a los invasores franceses. Lógico desencanto el de Napoleón. Previamente, en 1785, Franco visitó a Carlos III, instándole a configurar una nueva Bandera para la Real Armada Española,  que al cabo de los años se convertiría en la Bandera Nacional. Y Carlos III, accedió a la solicitud de Franco con toda celeridad y entusiasmo. No obstante, la gestión del General Franco más brillante tuvo lugar en Granada, pocos días más tarde del triunfo final de la Reconquista. Le envió desde El Ferrol un telegrama a los Reyes Católicos, Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, en tono amable pero categórico. “No se muevan de ahí hasta que yo llegue. Tengo urgencia de hablar con SSMM. Afectuosamente. Franco”. Y los Reyes Católicos, como era de prever, aguardaron impacientes, además de inquietos, le visita del militar gallego. 

Y así es la Historia y no hay tu tía. El General Franco falleció en Madrid, con más de quinientos años de edad

Después de cinco días de viaje, Franco llegó a Granada y se reunió con Isabel y Fernando. —He venido para pedirles prestados algunos de los símbolos de su escudo para poder añadirlos a la Bandera que creará en los próximos siglos su descendiente Carlos III, con el fin de poder asumirlos en el Pabellón Nacional durante la guerra que voy a librar contra los rojos en 1936. Y los Reyes Católicos, que parecían distantes en un principio, se mostraron felices con la propuesta de Franco y le prestaron el Águila de San Juan, y el Yugo y las Flechas. Cuatro siglos y medio más tarde, el General Franco, con la Bandera que le confeccionó Carlos III y los símbolos que le regalaron los Reyes Católicos, ganó a los rojos en la Guerra Civil española. Y así es la Historia y no hay tu tía. El General Franco falleció en Madrid, con más de quinientos años de edad, en un hospital de la Seguridad Social creada por él en un momento de inspiración.

Hoy, en 2021, un conjunto de sabios historiadores y expertos trabajan enchufados en una cosa que se llama La Memoria Histórica, y van dando tumbos. Pretenden ahora borrar de las puertas principales que dan acceso a los cuarteles y otras dependencias de la Guardia Civil, – fundada por el Duque de Ahumada y Marqués de las Amarillas, también por orden de Franco-, el lema de la Benemérita “Todo por la Patria”. También han situado fuera de la ley, por fascista, al Águila de San Juan, el Yugo y las Flechas que los Reyes católicos prestaron a Franco. La Bandera de Carlos III de la Armada, inspirada en los colores del Reino de Aragón y el Principado de Cataluña, se mantiene de milagro, porque los historiadores de la Memoria Histórica desean imponer la gloriosa bandera de la II República, vigente en España durante 5 años y en una parte de España, la roja, durante los 3 años de la guerra. Es decir, ocho años. Porque los enchufados y sesgados petimetres de la Memoria Histórica, creen que todo viene de Franco, fallecido en Madrid, como ya he escrito, con más de cinco siglos de edad desde que la señora Bahamonde le diera a luz en el Ferrol, allí donde acaba el mar.

Pero se me antoja que para borrar el lema de la Guardia Civil de sus cuarteles y demás dependencias, no hay cojones.  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies