Los expertos cuestionan la medida estrella de Sánchez: “Volver a las mascarillas en exteriores es contraproducente”. El Mundo

Los expertos optan poner en valor lo «aprendido en las olas anteriores: reducción de interacciones sociales y evitar grandes aforos, sobre todo en interiores, y el uso de mascarillas en espacios cerrados o masificados».

Aglomeraciones en el centro durante el puente de la Constitucion este año.
Aglomeraciones en el centro durante el puente de la Constitucion este año.ALBERTO DI LOLLI
  • PILAR PÉREZMadrid

En la sexta ola, basta con mirar atrás y ver qué medidas han resultado útiles y cuáles no. Con la experiencia de dos años de pandemia, algunas de las herramientas pasadas se pueden recalibrar y optar por ellas sin que exista necesidad de coartar derechos ni parar la actividad económica. Y con la evidencia científica como sostén de las mismas. El Gobierno de Pedro Sánchez confía en que la vuelta de las mascarillas, la vacunación y unos refuerzos en la actividad asistencial sirvan para controlar la explosión de casos de ómicron.

Jesús Molina Cabrillana, secretario de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene, alude a lo “aprendido en las olas anteriores, reducción de interacciones sociales y evitar zonas masificadas sobre todo en interiores“. Junto a él, Manuel Franco, desde Sespas (Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria) ofrecen algunas pistas.

¿QUÉ UTILIDAD TIENE LA VUELTA DE LA MASCARILLA EN EXTERIORES?

Los expertos en Salud Pública son claros: ninguna. En el Real Decreto-ley 13/2021, de 24 de junio, por el que se modifican la Ley 2/2021, de 29 de marzo, ya se contemplaba que, si hay menos de 1,5m de distancia con otras personas hay que llevarla. Además, de que ya contenía las excepciones de deporte y estar al aire libre solo. Así en una calle concurrida o en un estadio hay que llevarla, por ley, igual que en interiores, donde no hay salvedades. Molina Cabrillana recuerda que “superamos la quinta ola sin ampliar el uso de la mascarilla. Volver a ella en exteriores es contraproducente”.

¿POR QUÉ LA MEDIDA ES UN ‘PASO ATRÁS’?

El experto en Medicina Preventiva expone que “si se usa la mascarilla durante más tiempo en el exterior, hay que recordar que pierde eficacia y hay que renovarla más veces al día. Y ya sabemos que esto no se cumple”.https://bf4de381852cf44d5ae9c346cd178c2d.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

Franco se muestra más contundente aún. “Va en contra de lo que sabemos, el riesgo es 20 veces mayor en interiores que exteriores. No hay evidencia científica de que los eventos al aire libre sean macrocontagiosos, al contrario, sí que se ha visto en lugares de trabajo, ocio, hoteles… Es inútil y perjudicial nos vamos de foco”. Además, añade que “la población ya sabe dónde está el problema y desanima a la ciudadanía porque nos trata de forma paternalista. Al final, es una medida gratuita que va a salir cara“.

¿DÓNDE ES ÚTIL LA MASCARILLA Y POR QUÉ?

Desde Sespas, en un documento técnico recuerdan que en ambientes interiores, cerrados y mal ventilados existe un alto riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 por aerosoles que contienen virus viables generados por la persona infectada y han aparecido evidencias científicas que la sustentan. Por ello resultan claves el uso continuado de la mascarilla y la ventilación de los espacios. “En interiores evita los contagios, se ha visto clarísimamente“, subraya Molina Cabrillana.

SIN REDUCCIÓN DE AFOROS, ¿HASTA QUÉ PUNTO SE NECESITA LIMITAR LA CANTIDAD DE PERSONAS EN ESPACIOS CERRADOS?

La vacunación y el combo de medidas farmacológicas no sirven para frenar a ómicron. Desde Sespas se propone que las medidas de reducción de aforos, disminución de personas en los eventos sociales, incluso a un máximo de 2 grupos de convivientes, cierre de interiores en el ocio y hostelería, cierre de ocio nocturno en espacios cerrados a determinadas horas, etc., deberían seguir aplicándose en función de los indicadores de riesgo aprobados por la ponencia de alertas, al menos en aquellas poblaciones y autonomías que superen los nuevos límites de riesgo más altos (niveles 3 y 4). Molina Cabrillana asegura que “el problema lo vamos a tener cuando en interiores se junten las generaciones de niños y abuelos, que sin medidas de protección pueden observarse contagios leves de unos a otros

CUARENTENAS EN CONTACTOS ESTRECHOS PESE A ESTAR VACUNADOS, ¿CUÁNDO Y POR QUÉ?

Cataluña ponía sobre la mesa la vuelta a las cuarentenas, mientras Sanidad dictaba lo contrario: los contactos estrechos de positivos vacunados no tienen que hacerlas. El martes, la Comisión de Salud Pública abordó el nuevo manejo de casos. La diferencia con el actual, vigente desde el 2 de diciembre, es que no tendrán que hacer cuarentena los contactos estrechos de casos positivos con la pauta completa, al igual que proponía el 1 de diciembre la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de Covid-19: “Las personas que han recibido una pauta de vacunación completa y sean consideradas como contacto estrecho de un caso confirmado estarán exentas de la cuarentena. Se recomendará evitar el contacto con personas vulnerables. Asimismo, se les indicará el uso de mascarilla en sus interacciones sociales, no acudir a eventos multitudinarios y realizar una vigilancia de la posible aparición de síntomas compatibles”.

Molina Cabrillana explica que “seguramente lo que está pasando con esta variante, ómicron, es que se transmite días antes de los primeros síntomas o muchos lo pasan leve“. Esto da lugar a los asintomáticos, “que podrían ser contagiadores en el caso de ser contactos estrechos. Pero claro, no se pueden dar bajas de 10 días con el nivel de contagios que tenemos hoy. Se colapsaría el sistema”.

TEST DE ANTÍGENOS PROFESIONALES EN LAS FARMACIAS. ¿CÓMO SE USAN?

Antes de que Pedro Sánchez enumerara las medidas para estas Navidades, la titular de Sanidad, Carolina Darias anunciaba en el Congreso de los Diputados que la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) había emitido una autorización expresa para permitir la venta en farmacias de test de antígenos de uso profesional para la población general. “Son test similares a los de autodiagnóstico, es decir, se basan en una toma de muestra nasal. Estos test deben responder a una serie de criterios: que hayan sido validados para su uso en la Unión Europea, que se hagan a partir de una muestra nasal -en lugar de nasofaríngea-, que son más fáciles de usar por la población general y que procedan de empresas de fabricación nacional“.

En la actualidad, hay comercializados en España 23 test rápidos de antígenos para el autodiagnóstico de la covid-19. Este anuncio de la Aemps ha recibido una “valoración positiva” por parte del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos (CGCOF), que ha alertado de que “la situación de escasez de test de autodiagnóstico está afectando enormemente a los ciudadanos, como estamos viendo desde la primera línea de actuación sanitaria en la que se encuentran las farmacias. La mayor urgencia en este momento es que haya abastecimiento“, por lo que la organización espera que el anuncio de la Aemps se pueda llevar a cabo lo antes posible.

Franco subraya el cariz de autogestión que se está dando en esta ola. “Los test positivos deben acompañarse de una PCR y de su comunicación a los servicios de Salud Pública. En otros países esto ya es una rutina consolidada (Alemania o Reino Unido). Se reparten de forma periódica y gratuita entre la población“, apunta.

LAS MEDIDAS DE REFUERZO DE PROFESIONALES DE PRIMARIA, ¿SIRVEN?

Desde la Atención Primaria se muestra escépticos. Lorenzo Armenteros del Olmo, portavoz de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), ve decepcionantes las medidas que plantea el Gobierno y cree que se pierde la oportunidad de un verdadero refuerzo del primer nivel asistencial.

En concreto, la propuesta de contratar personal sanitario jubilado y prejubilado, las autorizaciones temporales para permitir la venta en farmacias de determinados test de antígenos de uso profesional para que estén a disposición de toda la población, el impulso al proceso de vacunación y, desde luego, la imposición del uso de mascarillas en exteriores refleja “una postura cobarde, porque se están poniendo de la balanza criterios económicos y laborales en lugar de los que afectan a la coyuntura sanitaria actual. En definitiva, se trata de un maquillaje de la situación con unas medidas que no aportan ningún valor en la reducción de las altas tasas de transmisión que se están produciendo en la actualidad”, comenta Armenteros.

Franco manifiesta que “por supuesto, hay que poner el foco en que el personal necesario. Lo que hay que hacer es contratar a profesionales de atención primaria y de Salud Pública para realizar bien las labores de detección y de rastreo de los contagios. Esto es necesario. No hemos aprendido nada. El indicador del rastreo debe volver al semáforo como una herramienta fundamental de control a la que hay que destinar recursos“.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies