Los 8 años que cambiaron la vida de Kichi, el alcalde que deja la política “gordo de poder y prepotencia”. Laura Garófano. El Español.

El todavía alcalde gaditano retomará la docencia para impartir Geografía e Historia en un instituto público de Secundaria de Puerto Real (Cádiz).

3 diciembre, 2022 03:41

Laura Garófano @lauragarofanoes

Cuentan los que le conocen que la política no le ha cambiado más allá de que ahora sea más celoso de su intimidad y de sus ratitos familiares. “Sigue igual de cercano, auténtico y preocupado por los problemas de la ciudad. Va a los mismos bares, queda con los mismos amigos” cuenta a EL ESPAÑOL una fuente de su círculo cercano. Junto con su pareja, Teresa Rodríguez, tiene dos niñas. De su exmujer, otros dos pequeños. Tienen la custodia compartida, mantienen una excelente relación, y porque Cádiz es mu chico no es raro ver a ‘Kichi’ y a Teresa junto con su exmujer y su pareja actual tomando algo mientras vigilan a los cuatro niños.

José María Gonzalez ‘Kichi’ pasó hace ya 7 años de ser conocido en el ámbito carnavalero a convertirse en alcalde de Cádiz. Quien fuera el líder de uno de los ayuntamientos del cambio, por mor del maremoto del 15-M, hace años que no puede dar dos pasos por la tacita de plata sin que le paren de continuo. Y quizá sigan parándole, pero en 6 meses ya no será alcalde de Cádiz. A partir de mayo de 2023 retomará su plaza como profesor de Geografía e Historia en el Instituto de Enseñanza Secundaria ‘Virgen del Carmen’ de Puerto Peal, una localidad vecina a la capital gaditana.

[José María González ‘Kichi’ no se presentará a la reelección como alcalde de Cádiz: “Me iré tranquilo”]

Le arrebató la mayoría absoluta a Teófila Martínez, y con 8 concejales, un pacto con IU con los que sumó 10 y el apoyo de investidura del PSOE, cambió el cuadro de Felipe VI por el de Fermín Salvochea, el alcalde anarquista que convirtió Cádiz en un cantón. La inspiración en el socialismo utópico de Salvochea, en Cádiz, se ha traducido más por una gestión utópica, a juzgar por lo que prometió y por lo que ha hecho, según detallarán más adelante a EL ESPAÑOL varios concejales de la Corporación Municipal.  

Kichi, el día de su toma de posesión como alcalde, en 2015,  desde el balcón del Ayuntamiento..

Kichi, el día de su toma de posesión como alcalde, en 2015, desde el balcón del Ayuntamiento.. Efe

Lo de que se iba lo firmó ante notario. Su primer código ético, allá por 2015, vino de la mano de las promesas amparadas por Pablo Iglesias y ‘Por Cádiz sí se puede’, una de las exitosas marcas municipales moradas. José María González solo podría estar 4 años en el cargo, prorrogables a otros cuatro más. En ese tiempo se produjo la polémica adquisición del chalé de Galapagar y las críticas de José María González -y de su pareja, Teresa Rodríguez- por la falta de coherencia del fundador de Podemos. Todo acabaría deviniendo en ruptura. 

[La carta de Kichi a Monedero: “No van a perdonar que nos equivoquemos de bando”]

Para las elecciones municipales de 2019 José María González concurrió bajo la marca Adelante Cádiz y volvió a rubricar ante notario un nuevo código ético: no estaría más de 8 años en política, pero en esta ocasión abrió la posibilidad de ir hasta los 12 años de mandato si el partido lo decidía. A continuación rozó la mayoría absoluta y volvió a apoyarse en Ganemos Cádiz (IU) como confluencia. 

En verano de 2021 deslizó en una entrevista la posibilidad de volver a presentarse “si no hay relevo” porque “no iba a tirar 8 años de trabajo por la borda”. La semana pasada anunció finalmente lo que era en Cádiz un secreto a voces: que no concurriría a los comicios de 2023.

Kichi anuncia que se presentaría a un tercer mandato. Cortesía de 7TV.

Su relevo, anunciado días después, es David de la Cruz, persona de su absoluta confianza y miembro de su Gabinete de Alcaldía. Éste, según ha podido saber EL ESPAÑOL, puso una condición para presentarse: que haya confluencia con Ganemos Cádiz (IU). “En la capital gaditana no se ha producido la fragmentación de la izquierda como sí ha ocurrido en Andalucía y España, y la intención es no cometer el mismo error”, afirma una fuente de toda solvencia conocedora del proceso.

“A Kichi se le ha intentado convencer e incluso presionar para que se presente. Fue en octubre. Dijo que no“, cuenta la misma fuente.  Encima de la mesa, “los ediles y personal de confianza” cuyo futuro profesional depende de la permanencia en el poder municipal de Adelante Cádiz, el partido fundado por Teresa Rodríguez tras apartarse de Unidas Podemos.

José María González, por tanto, va a ser fiel a su palabra y va a hacer, finalmente, lo mismo que hizo José María Aznar: gobernar 8 años justos. Sigue viviendo en su piso del Barrio de la Viña, donde se crió. Ha venido cobrado mensualmente lo que prometió, es decir, su sueldo de profesor, más o menos el equivalente a tres salarios mínimos interprofesionales, y el resto lo ha donado a oenegés y a asociaciones de ayuda social. “Eso también ha influido en su renuncia. Porque han sido muchos años en los que la gente le paraba por la calle, le contaba sus problemas, en los últimos tiempos hasta le increpaban en el pleno, y al llegar a casa le es imposible desconectar. Todo eso por poco más de 1.800 euros”.

Fuentes consultadas de otros partidos políticos indican además otras variables que han podido influir en su decisión. Manejan encuestas -recientes- de intención de voto e indican a este periódico que “si bien todo Cádiz conoce a ‘Kichi’, hay desgaste. Mucho. Tanto como que no le salen los números para revalidar la alcaldía ni pactando”. 

La oposición

Óscar Torres es el portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento. Gracias al apoyo del PSOE, el actual alcalde pudo alzar el bastón de mando en junio de 2015. “Desde la certeza del día a día, y por lo que transmite la calle, tenemos la desilusión de lo que creemos que ha sido una oportunidad perdida. En 2015 entendimos que era una oportunidad para el cambio. Se ha perdido la oportunidad de transformar la ciudad. No se ha trabajado para lograr más recursos. Y aunque Cádiz tiene problemas que son estructurales, como la vivienda y el empleo que escapan de las competencias de un ayuntamiento, podría haber liderado iniciativas con otras administraciones, ir a Madrid, o a Sevilla, a demandar planes de empleo y de rehabilitación de viviendas”.

[El Cádiz de Kichi: 6.000 viviendas vacías y 6.000 familias sin techo]

“En su gestión, como en todos los gobernantes, hay luces y sombras. Como aciertos, ha sido capaz de reducir la deuda municipal, ha eliminado las barbacoas en la playa y reducido el gasto publicitario. Creo que han sido medidas acertadas”, sostiene a EL ESPAÑOL. Como déficit “hay una evidente falta de gestión y de agilidad para resolver los problemas, como no sacar los pliegos de limpieza, caducado en 2016, y el de transporte”. Ahora que ha anunciado su marcha, Torres le pide “que sea alcalde hasta el último día. Que deje la política no es una razón para no hacerlo”. Como ejemplo, el concejal socialista asevera que la ciudad “necesita tener sus presupuestos aprobados para 2023, porque los de 2022 son los de 2021, que están prorrogados”. 

-¿Cree que el desgaste ha podido influir en su decisión?

-Es evidente que hay un desgaste, y no porque tenga datos, sino porque lo palpo en la calle, en las reuniones que tenemos con asociaciones y entidades. Y ese desgaste pues también lo palpará él y puede haber sido un condicionante.

'Kichi' celebrando su primera victoria electoral en 2019. En 2015 alcanzó la mayoría mediante pactos.

‘Kichi’ celebrando su primera victoria electoral en 2019. En 2015 alcanzó la mayoría mediante pactos. Efe

Lucrecia Valverde es la concejal portavoz de Cs en el Ayuntamiento. “Desde el punto de vista personal, yo estoy en contra de esa imagen de alcalde simpático que transmite. Fuera de Cádiz no deja de ser un personaje pintoresco. Y ya no lo es ni tampoco dentro”, subraya. “Se va, creo, porque su proyecto está agotado y la gente lo está percibiendo. Hay un prurito de coherencia, sí, pero también está harto del sacrificio que supone ser alcalde, y no está dispuesto”.

En los plenos “nunca ha sido moderador ni ecuánime: trata de manera desigual a los concejales de su equipo de gobierno y al resto”. Tampoco ha sido, según Valverde, un alcalde negociador. “Siempre va rodeado de los suyos, y para negociar envía siempre a concejales o a alguien de su confianza”.

Es falta de capacidad dialogante, asegura, forma parte del grueso de los fallos que, considera, ha tenido Kichi en estos años. “Se ha aislado y ha presentado a Cádiz como víctima de otras administraciones en lugar de estimular una ciudad menos asistencial. Se ha enfrentado a la Policía Local, con quien tiene un conflicto enquistado desde hace años, ha sido incapaz de sacar adelante una nueva RPT para los funcionarios municipales, tiene a los sindicatos en pie de guerra y no ha cumplido con las dos grandes competencias que tiene el Ayuntamiento: la limpieza y el transporte”.

A su juicio, ¿qué ha hecho bien como alcalde?

-Ha enarbolado la bandera de querer traer a Cádiz el Congreso de la Lengua Española, que es un proyecto de ciudad. El otro proyecto que dejará es el Museo del Carnaval, creo que es el único. Y no tanto por un mérito suyo, sino más bien una imposición de arriba, es que en Cádiz se empieza a hablar de sostenibilidad y peatonalización. Pero lo ha hecho justo al revés: debería haber reforzado el transporte público y luego peatonalizar. 

Domingo Villero es concejal no adscrito. “En su parte humana, José María González es muy correcto. En lo personal es agradable estar con él, es muy cercano. Vamos, yo le tengo cariño. A nivel político, es un fracaso estrepitoso“. A Villero no le ha sorprendido su renuncia. “Ya sabíamos que iba a pasar”, sostiene.

Entre sus fallos critica la no ejecución de los acuerdos de pleno aprobados, y entre sus logros, destaca la reducción de la deuda municipal. “Pero claro, lo ha hecho porque no ha ejecutado ni el gasto corriente establecido en el presupuesto. No es que no haya hecho inversiones, que no las ha hecho porque no ha invertido un euro en Cádiz, es que tampoco ha agotado las partidas fijas. El legado que va a dejar por la falta de mantenimiento urbano… de cómo estaba Cádiz antes de que llegara… el que venga detrás va a tener que invertir mucho en arreglar las calles”.

Juan José Ortiz, portavoz del Grupo Municipal Popular, advierte a EL ESPAÑOL que “no se puede decir como positivo que como alcalde es buena gente. A un alcalde se le exige que cumpla con la limpieza, el empleo, la seguridad y la vivienda. Lo que no puede ser es que un alcalde diga públicamente a los gaditanos que critican su gestión que si no están de acuerdo, que se vayan de la ciudad, y un alcalde no puede alentar a que quemen sus propias calles por el conflicto del metal. Esto no es de ser un buen tipo. Yo no puedo decir nada positivo porque se pasó 4 años intentando meter en la cárcel a su antecesora, Teófila Martínez, y a sus concejales. Es que algo debe tener, es que es buena persona, dicen. Pues no. Todo esto no es de ser buena persona”.

El alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi',  apoyando a los trabajadores del metal.

El alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, apoyando a los trabajadores del metal.

Ortiz asevera que Kichi se encontró “una ciudad integrada social y urbanísticamente y lo que ha hecho es dividirla. Llegó prometiendo cosas que no ha cumplido: vivienda, empleo… y lo que ha hecho es aprovecharse de esas necesidades y engañar como un trilero a todos los gaditanos”.

[Cinco desengañados de las promesas de Kichi]

-¿No le ve nada positivo?

-Es que lo único que me sale es frustración. Deja una ciudad sin proyección, sin viviendas… hemos pasado de tener una ciudad esplendorosa a que se haya convertido en una película de TorrenteLo llamaban revolución, pero lo de Kichi ha sido un experimento social que ha fracasado

Como Domingo Villero, Juancho Ortiz asevera que será recordado “por la multitud de acuerdos plenarios de todos los grupos aprobados en 8 años, y que luego no cumplía ni uno porque decía abiertamente que no se sentía vinculado a las decisiones del pleno. Como aprobar mantener el carnaval en febrero y acabar celebrándolo en mayo”.

El Carnaval

Precisamente el Carnaval de Cádiz, mundillo al que pertenece y que le apoyó, le criticó con dureza y por primera vez este año. Santiago Martínez Vares, analista político y CEO de la agencia Rebellius Word, resume a EL ESPAÑOL que “el punto de inflexión de Kichi, de su desgaste y de que había perdido la calle y a los suyos fue la letra demoledora que le dedicó Antonio Martínez Ares”.

La cantó en el Gran Teatro Falla la comparsa ‘Los Sumisos’ y causó un enorme revuelo. El autor de carnaval y compositor, amigo personal de Kichi desde hace años, aseveró a Diario de Cádiz que le había costado “7 años” escribir esa letra.  Los mismos que llevaba de alcalde José María González.https://www.youtube.com/embed/jg9_zgvTerI

“Recuerdo, plaza del Ayuntamiento, esperando ese momento a que saliera mi alcalde.

Recuerdo gente escupiendo a la Teo, entre insultos, forcejeos, mañanita de contrastes.

Recuerdo el bastón mirando al pueblo, “sí, señores, esto es vuestro”, ilusión a reventar.

Ante notario, solo ocho años, no es profesión, es vocacional.

Te dije que no me mordería la lengüita y ese día ha llegado, c´est fini.

Me importa un carajo que te enfades, enfadado está medio Cádiz, te importa un carajo a ti.

De carnavales no voy a hablarte porque prontito estarás aquí.

Mentira, eres una gran mentira, sin proyectos y sin miras,

tirano gordo de poder y prepotencia.

Que tienes un carril pa bicicletas y un Piojito en La Caleta, viva tu menda lerenda.

Como no hay nadie a tu altura, dices que vas a seguir.

Qué torpe, se lo estás poniendo a huevo

a los nietos del gallego, ¿no lo ves, maldita sea?

Lo siento, no sabes cuánto lo siento, tú no eres, ni queriendo, mi Salvochea”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies