Hidalgo en Diario de Cádiz resalta de nuevo negativamente a Cádiz en los datos poblacionales (no encuadra la pérdida de población en la dinámica centro-periferia), aunque esta vez reconoce los indicadores de altas rentas y menos desempleo. Le ha costado, pero dice por fin que cae el falso mito de “la capital del paro” que señalan “los medios nacionales” (ahora resulta que la culpa de la “fama” de Cádiz es de los medios nacionales); también asume al fin que “la fría estadística” nos sitúa como líderes en rentas del sur, por encima de Sevilla, Málaga, etc.: aunque dice que se debe a los jubilados gaditanos. En realidad, Cádiz capital tiene las mayores rentas del sur y los mejores indicadores educativos desde hace décadas (Cádiz, una bahía con futuro, 1999). De todas formas, está bien el cambio.

DIARIO DE CÁDIZ

  • Todo los parámetros relacionados con la población son negativos 
  • Por el contrario, la ciudad lidera los ingresos per capita en el sur 
  • Cae el falso mensaje de que es la capital del paro

El peor dato de Cádiz

Cruce de peatones en la Avenida de Cádiz.
Cruce de peatones en la Avenida de Cádiz. / JULIO GONZÁLEZ

Escrito por· JOSÉ A. HIDALGO

El pulso de una ciudad puede medirse utilizando diversos parámetros. Si se llenan sus bares y restaurantes y sus calles están animadas por muchos paseantes se venderá el potencial turístico; lo mismo pasa si se construyen nuevos hoteles y apartamentos para los visitantes; o los cruceros llenan sus muelles muy por encima en número de otras localidades costeras de mayor potencia. Datos todos que nos muestran una realidad en positivo

Esa misma ciudad, sin embargo, puede aportar cifras estadísticas que la sitúan entre las que más paro hay en el país. O la que tiene una población más envejecida. Y, también, situarse entre las que tiene el menor porcentaje de jóvenes. Todo ello implica una perspectiva de futuro muy negativa.

En el informe de este año que sobre los Indicadores Urbanos, acaba de publicar el INE, se aportan cifras que nos muestran una realidad, y con ellas un futuro inmediato, de la ciudad de Cádiz nada halagüeño, pues los datos en positivo pesan menos en la balanza que los negativos.

En el listado de cifras negativas, las que afectan a la población son las que tienen una incidencia más clara en el devenir de Cádiz: afectan tanto a la falta de niños que mantengan abiertas aulas o incluso colegios enteros, como al aumento de una tercera edad que reclama centros asistenciales y viviendas adaptadas a sus problemas de movilidad.

Bloques de pisos en Puerta Tierra con el puente de la Constitución al fondo.
Bloques de pisos en Puerta Tierra con el puente de la Constitución al fondo. / JULIO GONZÁLEZ

Llevamos tres décadas hablando de esta cuestión. Desde que la ciudad alcanzó su récord rozando los 160.000 vecinos a los apenas 114.000 del último padrón.

Un descenso que ha sido más acusado en los grupos de edad más jóvenes, sobre los que se sustenta el desarrollo más inmediato de cualquier ciudad.

El dato que aporta el INE es alarmante. Se han analizado 126 localidades del país que superan los 20.000 habitantes. En este grupo, Cádiz se sitúa en el puesto 16 de los que tienen más vecinos con edades por encima de los 65 años. Son el 24,52% del padrón municipal (más mujeres mayores, 27,84%, que hombres, con el 20,81%). En apenas una década atrás este porcentaje llegaba al 18,80, casi seis puntos más de aumento.

Por el contrario, cada vez hay menos jóvenes. Según el INE apenas el 11,42% de los vecinos de Cádiz tienen menos de 14 años (hay más hombres, en este caso, con el 12,57, que mujeres, con el 10,39). En una década se ha bajado un punto, que puede parecer poco pero no obviemos que estamos moviéndonos con cifras ya muy bajas. Y son datos que además nos alejan de las otras grandes ciudades de la provincia, donde el envejecimiento es sustancialmente menor. Por si fuera poco, Cádiz está en la posición 119 sobre 126 para este grupo de edad.

Todo ello lleva a un paulatino aumento de la edad media de la población. Ya estamos en 48,62 años. Estamos en el puesto 14 en el conjunto de las grandes ciudades del país, encabezada por el Ferrol, con 51,2 años de media. Además, hemos aumentado en casi 6 años en apenas una década lo que nos lleva a prever que en diez años más nos acerquemos a edades en las que en muchas empresas comienzan los procesos de prejubilación.

No hay un dato positivo en todo lo que se refiere a la población. Estamos entre las cinco ciudades con menor esperanza de vida: 80,72 años (una estadística que es de 2019). El número de hijos por mujer se limita a uno (puesto 117 del ranking), lo que implica un importante descenso en la tasa de natalidad que en 2019 (última estadística disponible) esta de 5,79 por mil, frente a las 8,16 de 2011. Por el contrario, sigue el ascenso lento pero continuado de la tasa de mortalidad. La última llega a 11,92 por mil, frente a los 9,53 de 2011.

Niños jugando en la plaza de San Antonio.
Niños jugando en la plaza de San Antonio. / ÁLVARO JAÉN

Que descienda la población hasta estos niveles no se debe a una huida masiva de los gaditanos de su ciudad. Nada de eso. El gaditano, en su mayoría y si por él fuera seguiría viviendo en su ciudad natal. Hay quienes, si al final encuentran una vivienda adecuada, retornan a ella tras años de “exilio”. Que muchos particulares o familias de otras localidades o países con alto nivel adquisitivo busquen casa en Cádiz como segunda residencia o como alojamiento de cara a su jubilación, dice mucho del tirón que tiene la ciudad, aunque a muchos pueda sorprender.

Lo cierto es que es la vivienda el gran problema que tiene Cádiz y sobre el que radica el bajón continuado de habitantes, a una media de mil vecinos menos cada año.

El INE indica que hay registrados en la ciudad 50.767 pisos, lo que no significa que estén todos habitados, sin olvidarnos que hay un elevado porcentaje de viviendas destinadas a alojamientos turísticos. En una década el parque de viviendas ha aumentado en apenas unos centenares de pisos. Es complicado que éste aumente, aunque hay varias promociones privadas en marcha y las administraciones públicas disponen de solares y fincas vacías pendientes de edificar, pues la ciudad tienen un espacio limitado para crecer.

Del amplio listado de localidades analizadas, Cádiz es la séptima por la cola en cuanto a superficie de su término municipal. Sus escasos 12,3 kilómetros cuadrados (13 km según otros informes) apenas superan a varios pueblos catalanes y a Fuengirola, que por poco pasa de los 10 kilómetros. Un espacio que se comparte con las playas de la ciudad, el Parque Natural, el muelle y la zona industrial. Contrasta con Jerez, con el cuarto término más extenso del país y con 1.188 kilómetros cuadrados.

Asumiendo que es imposible recuperar población ante la falta de suelo donde construir viviendas, la ciudad debe centrarse en la mejora de la calidad de vida de sus vecinos.

Por lo pronto, el INE elabora un ranking de la renta de los hogares. En el caso de la renta media por hogar en Cádiz se eleva (según los últimos datos que corresponden a 2019) a 32.554 euros. Con esta cifra nos ubicamos en la mitad de la tabla, en el puesto 64. Sin embargo, encabezamos el listado de todas las ciudades del sur de España con más de 20.000 habitantes, exceptuando a Ceuta y Melilla. La renta por habitantes alcanza los 12.884 euros, con un aumento de 1.700 en cuatro años.

Este buen dato puede llamar la atención, pues siempre que se habla de la crisis económica, de la falta de productividad, del desempleo… se menciona a la ciudad de Cádiz. Pero, la fría estadística nos pone, en cuestión de renta, por encima de grandes capitales como Sevilla, Granada, Córdoba e incluso Málaga, sin duda la localidad con mayor dinamismo de la región.

Esta posición destacada se debe sin duda a un elevado porcentaje de vecinos jubilados que cuentan con ingresos medios altos ya sea por haber trabajado como funcionarios como por haber estado empleados en empresas públicas con altos ingresos. Igualmente Cádiz es, eminentemente, una capital administrativa, lo que garantiza unos ingresos estables y, en determinados puestos, sueldos altos para la media del sur del país.

A todo ello hay que unir la cifra de desempleo. Evidentemente, ésta es negativa, como viene siendo históricamente, pero el INE pone las cosas en su sitio y desmonta el falso mensaje de que Cádiz es la “capital europea del paro”, utilizado de forma habitual por medios de comunicación nacionales o por los partidos en las disputas políticas.

La tasa, en todo caso, no es para felicitarse. Se incluye en el informe del INE el balance de 2021, con el 23,14% de paro en la capital gaditana, lo que la sitúa en el puesto 24 sobre 126 ciudades computadas. Supone un repunte de 2,3 puntos respecto a 2020 pero un significativo descenso de 16 puntos respecto a 2014, cuando el 39% de la población activa estaba desempleada.

Por encima de esta cifra se encuentran capitales como Granada, Tenerife, Las Palmas y Huelva. Y en nuestra provincia, entre las grandes ciudades tienen más paro que en la capital Jerez, San Fernando, La Línea, Sanlúcar y Chiclana.

Hay otro indicador en el que Cádiz no sale malparada: el que refleja el nivel educativo avanzado, que hace referencia a quienes poseen el grado universitario, master o doctor en el grupo de edad comprendido entre 25 y 64 años. La ciudad se sitúa en el puesto 34, sólo superada en Andalucía por Granada y Sevilla, lo que indica alto grado de formación educativa.

También va mejorando Cádiz en lo referido al turismo. En 2020, concluye el informe anual del INE, y en plena pandemia, se alcanzaron las 328.209 pernoctaciones, lo que nos deja en el puesto 34 en todo el país. En la provincia sólo es superado por Chiclana, en el puesto 21.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies