Calentólogo local

CONSECUENCIAS DEL CALENTAMIENTO GLOBAL

“La sequía, los incendios y la subida del nivel del mar afectarán especialmente a la provincia y a Chiclana por el cambio climático”

  • El científico chiclanero Jesús Martínez, observador de la ONU en la cumbre del clima celebrada en Glasgow a principios de noviembre, defiende que “ha llegado la hora de los ciudadanos en esta lucha”

Tan sólo unos días después de que se cerrara en Glasgow la vigésimo sexta cumbre del clima (COP26), celebrada a principios de noviembre en la ciudad escocesa, uno de los observadores internacionales de la ONU que asiste a estas citas desde el año 2009 destacado científico español en la lucha contra el cambio climático, el chiclanero Jesús Martínez Linares, hace balance para Diario de Cádiz de algunas de las conclusiones que se han podido sacar tras este encuentro, incidiendo además en las principales consecuencias del calentamiento global para Chiclana y para la provincia y en la necesidad imperiosa de tomar de una vez cartas en el asunto para evitar que estos efectos sean irreversibles.

Han sido dos semanas de reuniones, ponencias, debates y  negociaciones entre representantes de 197 países encaminadas a alcanzar los acuerdos necesarios para establecer medidas en pos de la reducción de las emisiones de carbono en el mundo para poner freno al calentamiento global, una cumbre sobre la que Martínez afirma que “si bien ha sido productiva y ha servido para avanzar en nuestra lucha, quizás no ha supuesto todo el cambio que muchos esperábamos y que la ciencia y el sentido común exigen ya a estas alturas del problema”.PUBLIC

“Para mí Glasgow ha sido un gran jarro de agua fría y un baño de realidad”

“La cumbre ha tenido sus luces y sus sombras, pero en lo que se refiere a las sombras, el sentimiento que tengo es de enorme decepción, en cuanto a la falta de ambición del acuerdo, porque después de dos años y del fracaso de la cumbre de Madrid, la verdad es que confiaba en que esta vez habríamos aprendido la lección tras la pandemia”, explica el científico gaditano, recordando que “siempre suelo decir que  tanto la emergencia climática, como la pandémica, son las dos caras de la misma moneda, que no es otra que la degradación del estado de salud del planeta; hemos visto que cuando el hombre para, la naturaleza se restablece, que los gobiernos son capaces de tomar decisiones drásticas cuando es necesario, por lo que para mí Glasgow ha sido un gran jarro de agua fría y un baño de realidad”.

El científico chiclanero sostiene una gran bola que simboliza al planeta en una actividad celebrada en la playa de La Barrosa.
El científico chiclanero sostiene una gran bola que simboliza al planeta en una actividad celebrada en la playa de La Barrosa. / D.C. (Chiclana)

No obstante, Martínez, que fue investigador Marie Curie Fellow de la Unión Europea en el Instituto Max-Planck de Alemania y es graduado en tecnologías exponenciales por la Singularity University de Silicon Valley en California, destaca que también ha habido luces en la cumbre, como el regreso de EEUU después de Trump y “acuerdos sectoriales pero parciales, en temas muy concretos como biodiversidad, reforestación, movilidad eléctrica o para reducir un 30% la emisión de metano para el 2030″, afirma, aunque se queda con que la cumbre “ha vuelto a poner de manifiesto la crisis actual de liderazgo global, y la gran distancia que hay entre lo que el planeta necesita y lo que los gobiernos son capaces de acordar, teniendo en cuenta, además, que esa distancia es inversamente proporcional a la que nos separa del abismo”.

La ausencia en la cumbre de dos grandes protagonistas en las emisiones de carbono en el mundo como son China y Rusia ha sido otra de las grandes sombras de la cita, manifestando Jesús Martínez en este sentido que “ha sido la sombra que ha planeado durante toda la cumbre, ya que China es el mayor emisor de CO2 del planeta, lo que ha provocado un efecto de brazos caídos en el resto de países”.

Es en este contexto en el que el consultor estratégico en sostenibilidad, Premio Andalucía de Medio Ambiente (PAMA) en el apartado de Cambio Climático y Economía Circular, embajador mundial del cambio climático y fundador y presidente de la ONG Sustenta incide en la importancia de que sean de una vez por todas los ciudadanos los que demanden y presionen para hacer posibles las medidas necesarias frente al calentamiento, una actitud que se hace necesaria tanto a nivel global, como en todas y cada una de las zonas del planeta. Así, en lo que a la provincia de Cádiz respecta, y en particular a Chiclana y al resto de la Bahía, Martínez advierte de la situación en la que actualmente se encuentra ya esta parte del mundo. “Para la provincia de Cádiz, hace mucho tiempo que pasamos de una época de advertencias a una época de consecuencias, y para nuestra provincia las tres más destacables serían las sequías, los incendios y la subida del nivel del mar”.

“En relación con la sequía, hay que ser conscientes de que vamos a tener un 20% menos de precipitaciones, que nos conducirán a sequías más intensas y duraderas -explica este doctor en Física Cuántica, incidiendo en que- en cuanto a los incendios, la tarjeta de visita del cambio climático son los incendios gigantescos de sexta generación, como los que ya han ocurrido en Doñana y Sierra Bermeja, en las provincias vecinas”. Por último, Jesús Martínez explica que “un reciente estudio ha triplicado los datos de la subida del nivel del mar para 2050, y en el caso de España, las personas afectadas han aumentado a 200.000, personas a las que se les inundarán sus casas al menos una vez al año, y una de las zonas más vulnerables es precisamente la cuenca del Guadalquivir, incluyendo parte de Chiclana y de la playa de El Palmar, en Vejer”.

“Una de las zonas más vulnerables a las inundaciones es precisamente la cuenca del Guadalquivir, incluyendo parte de Chiclana y de la playa de El Palmar, en Vejer”

Otro de los efectos que impacta de pleno en esta zona, según palabras del propio Martínez, “es la tropicalización de la fauna marina, ya que el océano absorbe el 93% del calor extra generado por el calentamiento global y las aguas de Cádiz han aumentado en torno a un grado, tan sólo en las dos últimas décadas, por lo que seguiremos viendo especies invasoras, además de otras consecuencias como los fenómenos meteorológicos extremos como temporales y olas de calor”.

Por todo ello, como recoge en su último libro ‘Planeta Titanic: 10 años para salvar el mundo’, presentado en Nueva York, Martínez demanda la citada implicación ciudadana en una triple vertiente: “Primero, como consumidores, cuando vayamos a comprar un producto hay que girar la mano y ver la etiqueta para saber si nuestra opción de compra es ecorresponsable; segundo como votantes, y preguntar a nuestro candidato cuál es su programa con respecto al planeta, y en tercer lugar, como dice una frase de Gandhi que me inspiró muchísimo, ‘Sé tú mismo el cambio que quieras ver en el mundo’, ya que tenemos un papel fundamental como ejemplo en nuestro entorno y en el cambio en nuestros hábitos de vida y de consumo”.

“El cambio depende de nosotros -concluye Jesús Martínez, recordando que- para cumplir el acuerdo de París la ciencia es clara, los estados deben reducir sus emisiones a la mitad para el 2030, pero ya que ellos no lo hacen, y ante la situación crítica en la que nos encontramos, no podemos quedarnos sentados cruzados de brazos a esperar que los gobiernos reaccionen, y debemos hacer nuestra parte, porque las emisiones provienen sobre todo de nuestro consumo y de nuestra forma de vida. Por ello, hago un llamamiento para que, igual que tenemos un presupuesto para vacaciones o para comida, debemos tener nuestro presupuesto de carbono, que sepamos cuánto estamos emitiendo y nos pongamos a la tarea de reducirlo gradualmente a la mitad de aquí al 2030″.

Un momento de la iniciativa 'Yoga por el Planeta', organizada por la asociación Sustenta, de la que Martínez es fundador y presidente.
Un momento de la iniciativa ‘Yoga por el Planeta’, organizada por la asociación Sustenta, de la que Martínez es fundador y presidente. / SUSTENTA (Chiclana)

Iniciativas como la Agenda Urbana 2030, a la que se ha unido el Ayuntamiento chiclanero, la medida de la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, que ha calculado su propia huella de carbono en las ocho provincias, algo pionero a nivel nacional, y proyectos como el de ‘Yoga por el Planeta’impulsado por la asociación Sustenta, son motivos que hacen a Jesús Martínez ser optimista y no caer en el pesimismo propio después de una cumbre, “para ver la botella medio llena pues sí existe una mayor concienciación de los ciudadanos, de las empresas y, sobre todo, de las administraciones públicas”, finaliza.             

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies