Protección en los centros de salud: «Nos protegen las dondaciones» (Diario de Jerez)

  • Asociaciones, particulares, hermandades…, profesionales sanitarios de los centros de salud han afrontado la pandemia por el Covid-19 con muchos materiales donados
Un sanitario en un acceso del hospital, días atrás.
Un sanitario en un acceso del hospital, días atrás. / PASCUAL

M. VALERO

Con materiales de invernadero. Así se protegen, y dan gracias a que sea al menos así, profesionales sanitarios de Atención Primaria del Área de Gestión Sanitaria Jerez, Costa Noroeste y Sierra. Un profesional –que prefiere mantenerse en el anonimato– reconoce que cuando ‘explotó’ la pandemia por Covid-19 “vivimos momentos de mucha incertidumbre, no sabíamos qué medidas de protección hacían falta o cuánto permanecía el virus en las superficies… Era todo a ciegas”.

Al no saber cómo enfrentarse a la enfermedad debían sumar el principal de los problemas: “No había suficientes equipos de protección para todos, no había mascarillas para todos…”. “Para colmo, hicieron repartos de mascarillas defectuosas, material que hemos utilizado en las consultas”, denuncia.

Ante este escenario, el sanitario subraya que “hemos tenido que vivir de las donaciones, nos han protegido las donaciones”. Una de las asociaciones que se ha puesto a trabajar por los sanitarios es la de La Algaida, que ha estado utilizando material de invernadero para confeccionar las batas. “Hay quien ha tenido que trabajar con bolsas de basura puestas…”, declara el profesional.

En los centros de salud se ha reducido desde el inicio de la pandemia al mínimo la atención en la consulta pero no así su trabajo, reforzando con ahínco el servicio telefónico e incluso las visitas a los domicilios para evitar que la población se pusiera en riesgo. A partir de este lunes se recupera parte del ritmo habitual en los centros, y según trasladan algunos profesionales, se están diseñando dos canales de atención en las urgencias, un circuito especial para pacientes respiratorios y otro para los que no presenten esta dolencia. Pero ¿y en las consultas? “Aquí se avecina el peor de los momentos para nosotros, puesto que no sabemos si el paciente que entra es positivo o no, por lo que se deben atender todos como sospechosos de Covid-19. ¿Cómo se puede proteger el personal? Materiales para todos no hay…”, critica el sanitario.

Batas donadas, pantallas protectoras hechas en casa con impresora 3D, mascarillas, hasta caja de guantes, “asociaciones, particulares, asociaciones de vecinos, las hermandades… La solidaridad ha sido increíble. El mayor porcentaje de material que ha llegado a los centros de trabajo ha sido a través de las donaciones”.

“¿El peor momento de esta crisis? Viene ahora. Ahora todo el peso cae en la Atención Primaria, desde donde se deben hacer los diagnósticos, seguimientos, control de crónicos que se han quedado atrasados… En todo este tiempo hemos hecho un esfuerzo enorme, no sólo ha sido el hospital, y ahora vendrá lo peor. Ahora y en otoño y en el invierno”, denuncia.

La cara más gratificante de esta pandemia “ha sido el cariño de la mayoría de los pacientes que se han atendido por teléfono. Daban las gracias muchas veces por estar atentos a ellos. Es duro, porque había casos que su único contacto era la llamada de sus sanitarios al no tener familia”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies