Lecturas sobre la República y la Guerra

La versión más frecuente de presentar la guerra civil como la lucha entre fascismo y democracia ha sido corregida por la historiografía más solvente. La mayor parte de esos historiadores atribuyen la causa de la guerra a una oleada revolucionaria, -según Payne soportada por más tiempo en España que en otros países donde hubo una revolución- seguida de una lógica reacción contrarrevolucionaria. Como el mejor antídoto al sectarismo es el conocimiento, vamos a recomendar algunas lecturas en ese sentido.

La mayoría de los hispanistas anglosajones ofrecen un enfoque filomarxista de la guerra: Beevor, Jackson, Brenan o Gibson. El más infame es Preston, que equipara el franquismo al Holocausto. Pero hay excepciones, como Raymond Carr, con su “España, 1808-1939”; Hugh Thomas, que en “La guerra civil española” ya dice que la revolución socialista del 34 es el precedente de la guerra; Burnett Bolloten, que fue el primero en hablar del gran engaño (The grand camouflage) de presentar al Frente Popular como demócrata, siendo una alianza de revolucionarios amparada por Stalin. El título de su libro lo dice todo: “La Guerra Civil española: Revolución y Contrarrevolución”; y en especial Stanley Payne, que en “El colapso de la República” y “El camino del 18 de julio” analiza los detalles del asalto revolucionario, desde la calle y el poder, que llevó a la guerra. El mejor libro sobre la figura de Franco es de él (y Jesús Palacios).

Entre los españoles, un libro difícil de hallar es el del olvidado Josep Pla, “Historia de la Segunda República”. Más reciente es el del periodista Miguel Platón, “Segunda República: de la esperanza al fracaso”. Sobre los mitos de la represión franquista se debe leer a los Salas Larrazabal y a Martín Rubio; y sobre el papel de los intelectuales, a Trapiello. Otros autores claves son: Cuenca Toribio, Bullón de Mendoza y García de Cortazar. Más polémicos, pero no por eso menos valiosos son los libros de César Vidal (las checas), Pío Moa (toda su obra) y Ricardo de la Cierva, quien fundó su propia editorial para poder publicar.  

Para no volver a los tópicos de siempre, se debe evitar la romería de los Tuñón (comunista), Viñas, Juliá, Marichal, etc.

Por fin, en literatura son imprescindibles “Madrid, de corte a checa” de Foxá; “Los cipreses creen en Dios” de Gironella; “A sangre y fuego” de Chaves Nogales”; y “Guerra en España” de Juan Ramón Jiménez.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies