¿Qué necesita España?

España necesita más centralidad y menos privilegios autonómicos. Hará falta tiempo para resistir a las fuerzas que están impulsando un proceso separatista o están colaborando con él. Pero será mucho más fácil si ganan las elecciones los que tienen claro desactivar una deriva que ya está siendo avivada en otras regiones y que nos puede llevar al enfrentamiento. Sorprende, que el asunto más importante, que podría incluso abocarnos a otro régimen, fuese abordado en el debate de tv a las 12, cuando ya muchos dormían.

Necesitamos que la educación sea recentralizada y que el español sea la lengua vehicular en todos los colegios del país para que generaciones de chavales no terminen envenenados por el separatismo.

En España, el nivel de impuestos es casi confiscatorio. El estado administra más del 50% del PIB. Un español medio trabaja hasta abril o mayo para el estado y el resto del año para sí (se precisa más liberalismo, como va ocurriendo en Europa, y menos socialismo).Que los jubilados y trabajadores se manifiesten para pedir subidas de sueldo insignificantes, en vez de bajadas de impuestos considerables, es el resultado de la influencia sindical (ese equívoco ayuda a la supervivencia sindical) y del dominio de la izquierda en los telediarios. Es falso que la bajada de impuestos desmantele los servicios sociales. Menos impuestos suponen más recaudación, a causa de la mayor actividad económica.

España necesita gobiernos que molesten lo justo a las empresas y no ministros intervencionistas que penalizan la contratación del trabajo y crean paro

Es necesario que no se intervenga un mercado inmobiliario asustado por el poco respeto a la propiedad (alcanzada con el esfuerzo del trabajo). Si hay libertad de contratos, habrá más pisos en alquiler y la vivienda bajará. Alguien tiene que expulsar a los ocupas de nuestro paisaje urbano para siempre.

Necesitamos que la defensa de la mujer se haga de verdad, legislando que los asesinos violadores cumplan cadena perpetua revisable y no dando miles de millones de euros al negocio de los chiringuitos feministas radicales que avivan el rencor contra el hombre, consiguen privilegios judiciales (que las mujeres piensen en sus hijos varones) y usan a la mujer políticamente (son chiringuitos más rojos que violetas).

Si está de acuerdo, vote en consecuencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies