Equidistantes

En el conflicto con los separatistas vuelven a reaparecer los equidistantes, ésos que reparten las responsabilidades del golpe independentista entre los sediciosos catalanes y el Gobierno que de momento los está frenando: la mitad de la culpa es del inmovilismo de Rajoy, dicen.

El problema es que ningún buenista ofrece una solución factible que pueda aplacar al separatismo. Los más sectarios sólo atacan a Rajoy, sin plantear soluciones. Otros proponen lo de siempre, más dinero, lo que sería un agravio inaceptable para las demás regiones. Sánchez ofrece un estado federal, que es como ofrecer a un león rabioso una tajadita de pollo.

Y está la peor de las “soluciónes” propuesta por Podemos –y nuestro alcalde-, que pretende una consulta independentista sólo en Cataluña. Esto supondría quebrar la ley y el sistema constitucional (es lo que pretenden, según ellos mismos dicen), y además no garantizaría satisfacer a los rupturistas, pues éstos convocarían consultas una y otra vez hasta conseguir la que considerarían definitiva, la de la independencia. Pero sobre todo activaría a otros nacionalismos, que hoy ya están poniendo en peligro la unidad de España. Veamos la situación.

En Valencia, tanto el PSOE como Compromís están más por alejarse de España que por vertebrarla. No se olvide que Compromís contempla en sus estatutos la “autodeterminación” y la unión con Cataluña. En el País Vasco es verdad que ETA ya no mata físicamente, aunque sí civilmente. Pero el PNV, independentista por naturaleza, aguarda su oportunidad para emprender la ofensiva separatista: de momento chantajea a Rajoy para eliminar el 155. En Navarra, un gobierno podemita-batasuno impone el vasco donde sólo lo habla el 7% (en Pamplona el 3%). En Galicia se sigue insultando a España en algunos estadios. En Baleares, los socialistas han catalanizado también la sociedad a través de la escuela y los medios. Conclusión, si Cataluña se separa, todo se iría a pique.

Por consiguiente, sólo queda sortear este golpe y dar la batalla política e ideológica: rebatir las falacias del supremacismo catalán, argumentar que la unidad de España es mejor que la división xenófoba, detener el adoctrinamiento de TV3, establecer la libertad de estudiar y rotular en español y situar a los Mozos bajo la autoridad del Ministerio del Interior.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies